¿Por qué mi tienda online no vende?

tienda-onlineEsta es una de las preguntas clásicas: ¿por qué mi tienda online no vende? La respuesta hay que buscarla entre los fallos de usabilidad y diseño de la tienda online y la falta de fidelización de los clientes.

Hay tiendas que no invitan a comprar. La verdad es que los CMS o herramientas de creación de tiendas online no nos ayudan a vender: están pensados para el público norteamericano, muy acostumbrado a comprar por teléfono e Internet y facilitar sus datos personales y bancarios.

Aquí en cambio no estamos tan acostumbrados; eso también nos hace más desconfiados. Por este motivo tenemos que facilitar la compra al máximo.

La tienda no vende porque tiene poco tráfico

En este caso el problema es sencillo de detectar y de solucionar. Basta con aplicar técnicas de marketing online para aumentar el tráfico hacia la tienda y de esa forma las ventas. Mejorar el posicionamiento web o SEO de la tienda, echar mano de la publicidad online (SEM), aumentar la actividad en redes sociales o implementar sistemas de afiliados. Se podría por ejemplo fomentar la difusión de un determinado producto de nuestro catálogo en las redes sociales a cambio de un descuento: compartiendo el producto en la red el usuario se beneficia de un descuento en el precio y nuestra tienda de más visitas. Todos contentos.

La tienda no vende porque los clientes no compran

Este problema es completamente distinto al anterior. La tasa de conversión media de una tienda es del 1%: eso quiere decir que de cada 100 clientes que llegan a la tienda únicamente compra 1. Aumentar esa tasa de conversión puede ser la clave de la viabilidad de la tienda.

Muchos clientes abandonan el proceso de compra porque no les gusta, no lo entienden o no se fían. Si hay una regla de oro que nunca debemos olvidar es la siguiente: cuando el cliente quiere comprar, dejémosle que compre. No necesitamos su fecha de nacimiento, su NIF ni su teléfono; simplemente necesitamos un medio de pago y como mucho una dirección de envío. En el caso ideal, el envío es gratuito por lo que no deberíamos de solicitar la dirección de envío hasta que haya realizado el pago: una vez pagado el producto el cliente puede rellenar el aburrido formulario de datos personales y dirección de envío.

Sobre medios de pago online

No olvidemos que hay mucho internauta que no sabe lo que es Paypal. Internautas que desconfían a la hora de utilizar su tarjeta de crédito. Por todo ello, deberíamos de pensar la posibilidad de ofrecer el Pago contra Reembolso, con todos sus pros y sus contras.